En el momento que tomas la decisión de mudarte a otro país – no importa la razón – ya empiezas a ser diferente. El pensar a dónde vas a llegar, que vas a hacer, si te va a gustar y si vas a ser feliz ya hace que reflejes en quién eres y quién quieres ser. No hay otra...